Amina Cherif – Chergui

 

• Masaje sueco
Masaje clásico europeo de cuerpo entero que ayuda a eliminar tensiones
musculares y articulares y a mejorar la circulación sanguínea y linfática.
Induce a un estado de gran bienestar y relajación.
Masaje de pies Soku Shindo
Masaje tradicional practicado desde el siglo V en Japón, en un principio, por las clases altas cercanas al monarca y, más tarde, en vista de sus grandes
beneficios, por otras capas sociales. Su significado literal es “profundidad inmediata” y es conocido actualmente como “Shiatsu de pies”.
Ayuda a restablecer el equilibrio energético del cuerpo gracias al masaje de los puntos reflejos de los órganos y de los meridianos principales en los pies
(planta, parte superior y pantorrilla). Procura una sensación de quietud y energía. Es especialmente útil en casos de estrés e insomnio.
Su uso regular optimiza sus efectos tal y como ocurre con la reflexología podal (si bien esta última trabaja a un nivel terapéutico superior) y estimula
la armonía psico-física de forma notable. Se desaconseja, sin embargo, en caso de fiebre o embarazo.
Masaje de manos Teno Anma
Al igual que Soku Shindo, el masaje de manos forma parte del universo de Teno Anma o “calmar con las manos” dentro de las técnicas de medicina
familiar en Japón a partir del siglo V. Su objetivo es restablecer la circulación correcta del Qi- energía-, armonizar el organismo y recobrar la serenidad.
Mejora la calidad del sueño, el ritmo cardíaco y la respiración. A nivel físico, relaja los músculos de las manos- tan olvidadas y, a veces,
sobrecargadas en nuestro día a día- y devuelve elasticidad a las articulaciones.
Los amantes de los masajes relajantes y las personas más pudorosas aprecian estos dos tipos de masaje: sus efectos son a la vez inmediatos y,
practicados regularmente, duraderos y profundos.